ATF

Sample Block


Bureau of Alcohol, Tobacco, Firearms and Explosives

FY-
03-11S

Contactos: Andrew L. Lluberes/Tom Hill
202-927-8500

Para difusión
www.atf.gov
16 de junio 2003

LA
LUCHA NACIONAL CONTRA EL CRIMEN RECIBE

NUEVO IMPULSO; NUEVO LABORATORIO DE ATF

AYUDARA A LAS POLICIAS DE LA NACION

WASHINGTON
- La Oficina de Alcohol, Tabaco, Armas de Fuego y Explosivos (ATF) dio
hoy un paso sin precedentes con la inauguración de su nuevo Laboratorio
Nacional Central, que mejorara significativamente la capacidad de ATF
para luchar contra el crimen.

Esta
instalación, que cuenta con los últimos adelantos, está
ubicada en Ammendale, Maryland, y tiene tres laboratorios, uno forense,
otro de investigación sobre incendios y el tercero sobre alcohol
y tabaco. Esta combinación de laboratorios brindará apoyo
científico a las agencias policiales que, en muchas instancias,
es crucial para mejorar los casos penales en los tribunales federales,
estatales y municipales. El laboratorio de alcohol y tabaco está
dirigido por la Oficina de Impuestos y Comercialización del Alcohol
y el Tabaco (TTB) del Departamento de Hacienda y brindará un
centro nacional de pruebas para productos como el tabaco y el alcohol
para asegurar el cumplimiento de las normas sobre salud y seguridad
públicas.


El director interino de ATF, Bradley A. Buckles, dijo que "el personal
de nuestro Laboratorio Nacional Central son figuras claves en nuestras
investigaciones policiales. Ellos completan las partes de los rompecabezas
que permiten a nuestro personal policial vincular a los sospechosos
con las evidencias usadas en casos penales. Los análisis forenses
realizados aquí brindan a las agencias policiales las bases científicas
para preparar casos penales sólidos. Los casos basados en evidencias
científicas sólidas aumentan las posibilidades de que
los funcionarios policiales puedan sacar a los delincuentes de la calle
y ponerlos entre rejas".

Buckles
agregó "no hay que ir más allá de la investigación
sobre el francotirador para ver lo bien que los empleados de nuestro
laboratorio han cumplido con su tarea. Los conocimientos en materia
de armas de fuego aportados por el laboratorio en el caso del francotirador
jugaron un gran papel en el arresto de los dos sospechosos ahora detenidos".

El
proceso de financiación del laboratorio fue iniciado por el congresista
Steny H. Hoyer (D-MD).

Hoyer
dijo "la Oficina de Alcohol, Tabaco, Armas de Fuego y Explosivos,
con su moderno Laboratorio Nacional Central en Maryland, podrá
realizar una serie de tareas científicas para ayudar a las agencias
policiales estatales y nacionales a reducir el crimen violento y proteger
al público. ATF ha sido una autoridad esencial y ha brindado
evidencias críticas en los recientes ataques del francotirador
que plagaron a nuestra región. Esta instalación brindará
a ATF el espacio requerido para que sus científicos y especialistas
técnicos de alto nivel cumplan con su tarea vital".

El
centro tiene tres secciones:

  • Laboratorio
    de Ciencias Forenses, que evalúa las evidencias obtenidas en
    delitos que incluyen armas de fuego, bombas y supuestos incendios
    intencionales.
  • Laboratorio
    de Investigación de Incendios, el primero en el mundo dedicado
    a las investigaciones en los lugares de incendio, incluyendo la capacidad
    de reconstruir las escenas de incendios para determinar como se iniciaron
    las llamas y como se extendieron.
  • Laboratorio
    de Alcohol y Tabaco, de la Oficina de Impuestos y Comercialización
    de Alcohol y Tabaco (TTB) del Departamento del Hacienda, que realiza
    análisis químicos, físicos y coadyutorios para
    ayudar a a las investigaciones sobre el tráfico ilícito
    de alcohol y tabaco, asegura el cobro de impuestos y la seguridad
    de los productos para el público.

El
administrador de la TTB, Arthur J. Libertucci, dijo que "esta instalación
tan avanzada brinda el equipo necesario para igualar la capacidad reconocida
desde hace tanto tiempo de nuestro personal en el Laboratorio de Alcohol
y Tabaco".

El
Laboratorio Nacional Central de ATF fue construido bajo la dirección
de la Administración General de Servicios (GSA) en un terreno
de 35 acres, cerca de la Universidad de Maryland. Este laboratorio permitirá
mejorar los entrenamientos compartidos con asociados, experiencia en
materia de ingeniería y conocimiento en ciencias físicas/incendios
e investigación forense. La instalación en Ammendale,
Maryland, reemplaza a la que ATF tenía en Rockville, Maryland.

Además
de ATF y GSA, el equipo del proyecto incluye a Higgins Development Partners
de Chicago, la Whiting-Turner Contracting Co. de Baltimore, y la empresa
de arquitectos Kallman, McKinnell and Wood de Boston.

###