Seguridad y protección con explosivos

Las leyes y regulaciones federales de explosivos proveen requisitos y estándares para el almacenamiento seguro de materiales explosivos. Para maximizar los efectos del cumplimiento regulatorio, las siguientes sugerencias voluntarias, desarrolladas conjuntamente con el Instituto de Fabricantes de Explosivos (IME, por sus siglas en inglés) y con la Sociedad Internacional de Ingenieros de Explosivos, pueden ser una guía útil para asegurar los materiales explosivos.

Consejos de seguridad

Asegure las llaves

  • Restrinja el acceso de las llaves de los polvorines de almacenamiento y de los camiones cargados con explosivos solo al personal esencial.
  • Guarde las llaves en un área segura, sin marcas, preferiblemente en una ubicación no céntrica del predio.
  • Haga que los empleados utilicen un registro para indicar el retiro y la devolución de las llaves. Esto puede aumentar la seguridad y ayudar a localizar llaves extraviadas.
  • Considere la posibilidad de numerar o marcar las llaves y asignarlas a personas específicas.
  • Si usted no comparte llaves, realice inventarios regulares de las llaves para asegurarse de poder contar con todas ellas.
  • Cambie las cerraduras de los polvorines en caso de que las llaves se pierdan o si permancen en posesión de empleados despedidos. Esto ayudará a asegurarse de que solo empleados en funciones tengan acceso a los polvorines.
  • Establezca como política de la empresa que los empleados no copien llaves sin autorización.

Asegure los polvorines

  • Las regulaciones federales de explosivos exigen que los titulares de licencia o permiso mantengan los polvorines en áreas seguras y realicen inspecciones oculares cada 7 días. Considere realizar inspecciones diarias de los polvorines de fácil acceso. De esta manera podrá asegurarse de que no haya un ingreso o un intento de ingreso no autorizado al polvorín y podrá evaluar y corregir cualquier vulnerabilidad de la seguridad o la protección que pueda existir.
  • Incluso si los polvorines cumplen con los requisitos de la tabla de distancias, evalúe la posibilidad de reubicarlos para asegurarse de que estén en le lugar más seguro.
  • Considere realizar inventarios con mayor regularidad a lo requerido para asegurarse de que no hayan ocurrido robos ni pérdidas de materiales explosivos.
  • Tenga disponible todos los números de teléfono de las agencias federales, estatales y locales para poder denunciar cualquier robo, pérdida o actividad sospechosa.

Asegure su sitio de almacenamiento

Imagen de un señal de seguridad frente a un edificio

  • Restrinja el acceso a los lugares de almacenamiento de explosivos solo al personal esencial para reducir la posibilidad de robo o sabotaje de los polvorines.
  • Considere instalar rejas, reflectores, alarmas, cámaras de seguridad, puertas con cerradura u otros dispositivos de seguridad para resguardar el lugar efectivamente. Cuelgue carteles de alarmas o cámaras de seguridad en lugares visibles para disuadir el acceso no autorizado.
  • Póngase en contacto con las entidades locales pertinentes de ley y orden y establezca una buena relación con los oficiales que realizan patrullaje de rutina por el área. Notifíqueles su horario de operación para que puedan alertarlo si hay presencia de personas durannte las horas de inactividad.
  • Sus empleados son esenciales para asegurar los explosivos. Capacítelos para reconocer qué es un cliente sospechoso o una transacción inusual y para reaccionar ante robos, pérdidas o emergencias que involucren materiales explosivos.
  • Otras entidades, como la Administración de Seguridad y Salud Ocupacional (en inglés), la Administración de Seguridad y Salud en Minas (en inglés) u organismos estatales pueden tener reglas y requisitos adicionales para asegurar los lugares de almacenamiento. Póngase en contacto con estas entidades para obtener información sobre sus requisitos.

Conozca a sus empleados

  • La mejor manera de saber quién trabaja para usted es actualizar con frecuencia la lista de personas responsables y empleados poseedores. Establezca un programa interno para revisar y actualizar estos controles según se requiera.

Conozca a sus proveedores

  • Procure que sus empleados reconozcan a los proveedores que brindan servicios en las instalaciones. Mantenga los números de teléfono de los proveedores en un lugar de fácil acceso para ayudar a que sus empleados se pongan en contacto con ellos si necesitan verificar a personas desconocidas que afirmen ser sus empleados.
  • Haga que sus proveedores registren su entrada y reciban credenciales de identificación mientras se encuentran en las instalaciones. Escolte a los proveedores dentro de las instalaciones.

Conozca a sus clientes

Aunque todas las personas que soliciten o reciban materiales explosivos deben tener licencia o permiso, los titulares de licencia deben estar alertas a las siguientes actividades sospechosas:

  • El cliente insiste en pagar en efectivo.
  • El cliente actúa nervioso o se comporta de manera inusual.
  • El cliente sabe poco sobre el producto que está comprando o sobre su uso.
  • Sea prudente con las consultas no solicitadas por correo electrónico sobre materiales explosivos, propiedades, técnicas de detonación, construcción de túneles, etc. Favor de proveer cualquier correo electrónico sospechoso a la ATF si entiende que debe realizarse una investigacion.

Denuncie compras, actividades o comportamientos sospechosos

Imagen de un formulario de muestra para sospechosos

Las actividades sospechosas no siempre son fáciles de identificar ya que la posesión y el uso de explosivos puede no indicar una amenaza o una intención maliciosa. Sin embargo, si usted descubre dichas actividades, personas o vehículos, anote cualquier información detallada como la descripción física de las personas, nombre o identificación presentada por las personas, la marca, modelo, color del vehículo y el estado y número de placa del vehículo. Si es posible obtenga una copia del documento de identificación de la persona o tómele una fotografía. Guarde y preserve los papeles u otros artículos que pueda haber tocado el individuo sospechoso para la potencial investigación de las agencias de ley y orden.

Reporte inmediatamente toda actividad sospechosa relacionada con explosivos a las agencias locales, federales o estatales de ley y orden, y al Centro de Datos de Bombas de los Estados Unidos llamando al 800-461-8841 (después del horario regular, llame a la línea directa de la ATF las 24 horas, al 800-800-3855). Si usted es testigo de un incidente delictivo, comuníquese inmediatamente con la entidad federal o estatal pertinente.

Explosivos desaparecidos, perdidos o robados

Garantice la seguridad y conserve las pruebas

Primero, usted es responsable de garantizar la seguridad de usted y sus empleados. No ingrese a la escena del crimen hasta que las autoridades de ley y orden indiquen que es seguro hacerlo. No altere la escena del crimen hasta que las agencias de ley y orden hayan terminado de levantar la evidencia. Salvo a que se le solicite ayuda, evite la tentación de evaluar daños y/o pérdidas hasta que no hayan finalizado su trabajo.

Reporte el robo o la pérdida de explosivos

Toda persona que tenga conocimiento del robo o pérdida de materiales explosivos de su inventario debe reportarlo en el transcurso de las 24 del hallazgo a la ATF y las autoridades locales correspondientes. Se recomienda también a que los titulares de licencia o permiso federal de explosivos denuncien toda actividad sospechosa o intento de robo a la ATF.

Cómo reportar robo o pérdida de explosivos

Expedientes y marcas

La identificación adecuada de los materiales explosivos es vital para la seguridad y protección del público. La identificación de los explosivos en sus registros de adquisición y disposición asegura que los oficiales de las agencias de ley y orden puedan rastrear los explosivos en el caso de pérdida, robo o recuperación en un crimen.

La reglamentación del 27 CFR 555.109 (en inglés) exige que todos los fabricantes o importadores de materiales explosivos con licencia utilicen marcas legibles para identificar todos los materiales explosivos fabricados o importados para la venta o distribución.

La regulación del 27 CFR 555, Subparte G (en inglés), exige que los titulares de licencia o permiso mantengan registros permanentes de la compra, disposición e inventario de los materiales explosivos. ATF cuenta con que los titulares de licencia y permiso ingrese datos precisos y oportunos en sus registros. Estos registros son esenciales para la contabilidad del inventario de explosivos y para identificar explosivos perdidos o robados. También son una fuente de información extremadamente importante para las agencias de ley y orden durante las investigaciones criminales.

Requisitos de almacenamiento

Las regulaciones federales de explosivos del 27 CFR, Sección 555, Subparte K (en inglés), resume los requisitos de almacenamiento de materiales explosivos. La Sección 555.205 (en inglés) especifica que los titulares de licencia y permiso deben guardar todos los materiales explosivos en polvorines cerrados bajo llave que cumplan con los estándares que figuran en la Subsección K, salvo que:

  • esté en proceso de fabricación;
  • estén siendo manejado físicamente en el proceso de operación de un titular de licencia o un usuario;
  • se esté utilizando; o
  • se esté transportando al lugar de almacenamiento o de uso conducido por un titular de licencia o permiso o por una persona que haya adquirido legalmente los materiales explosivos según la Sección 555.106 (en inglés).

Cuando ninguna de las condiciones anteriores aplican, esta sección exige que guarde los materiales explosivos en polvorines que cumplan con los requisitos de construcción y la tabla de distancias de la Subparte K. Cualquier divergencia con estos requisitos requiere aprobación previa del Director de la ATF, de acuerdo con las disposiciones del 27 CFR, Sección 555.22 (en inglés). Si tiene preguntas sobre este asunto, comuníquese con la Sucursal de Programas para la Industria de Explosivos de la Oficina Central de la ATF, llamando al 202-648-7120 o por correo electrónico (EIPB@atf.gov).

Esta página fue revisada: Octubre 1, 2019